Sal del Himalaya con azafrán

 La sal del Himalaya es 100% natural no contiene aditivos y no está refinada, es la más pura disponible en la Tierra al no estar contaminada con ninguna toxina por lo que ofrece todos los elementos naturales que encontramos en el cuerpo.

 

Es originaria de la cordillera del Himalaya y recolectada de forma tradicional durante los meses de verano ya que, para que se formen sus característicos cristales son necesarias muchas horas de sol, viento suave y poca humedad.

El azafrán, conocido como el oro rojo se recoge durante la floración de la planta que tiene lugar entre los meses de Octubre y Noviembre. Esta labor se realiza a mano a primeras horas de la mañana antes de que se abra la flor. Es la especia más cara ya que son necesarias, aproximadamente, 170.000 flores para conseguir un kilo de Azafrán.

La sal del Himalaya con azafrán puede ser usada en guisos, en salsas, cremas, sopas, pinchos morunos. Le dará un sabor especial a pescados blancos, tofu, quesos frescos, mantequilla, pastas, arroz, huevo… con una pizca de sal con azafrán es toda una experiencia.

Más en esta categoría: Sal del Himalaya »