También conocida como sal negra, sulemani namak o kala loon, la sal negra del Himalaya es un tipo de sal mineral de roca no refinada muy especial y con menos poder de salar que la sal común.

Proviene del Himalaya y tiene un distintivo sabor sulfuroso. Su paladar es totalmente diferente a la sal marina o la sal de mesa, ya que su composición química tiene compuestos de azufre y contiene trazas de varios minerales, junto con el cloruro de sodio, de potasio y hierro.